Imanes decorativos

 

Yo los hago en el ordenador con un programa de diseño o dibujo, pero para el que no pueda utilizarlo os diré que simplemente se trata de envolver un cuadrado (cuerpo) de material duro pero ligero de peso, con un papel que tenga cualquier texto o ilustración que os guste y añadir a la parte trasera un imán lo más plano posible. Podéis plastificar la imagen para darle un acabado brillante.

 

Si se os da bien el diseño con ordenador podéis hacer una plantilla para encajar la imagen exactamente y a medida:

El recuadro más pequeño (1) que se ve en la figura 1, es de la medida del cuadrado que se va a envolver, exactamente dos milímetros más grande para trabajar cómodamente con un pequeño margen de error.

El recuadro mediano (2) es la medida del pequeño más el grueso del cuadrado a envolver (lomo) y el más grande (3), está formado por cuatro triángulos que son cada uno de ellos la cuarta parte del área del recuadro más pequeño (1).

Se incrusta una imagen en cualquiera de los tres cuadrados teniendo en cuenta que lo que quede dentro del cuadrado más pequeño (1) será el frontal y lo que quede dentro del cuadrado mediano (2) será el lomo o lado. Lo que esté dentro del cuadrado más grande (3), no se verá porque queda en la parte de atrás.

Se recorta el cuadrado grande (3) y la intersección de los lomos (4).

 
fig. 1
 
 
 
 
Iman 1
 
Ahora se centra el cuadrado entre las cuatro marcas de las intersecciones de los lomos y se envuelve el cuadrado.
 
Iman 2Iman 3
 
Se sujeta con un trozo de cinta adhesiva y se pega el imán que lo sujetará a un soporte metálico.
 
Iman 4Iman 5
 
Iman 6Iman 7