Hacer de tu furgo un hogar

 
He querido hacer de esta furgoneta un lugar confortable para poder acampar en cualquier parte sin depender de horarios ni hospedajes.
Para camperizar esta furgoneta, he revestido el interior con un machihembrado de madera ligera y he añadido tres módulos fijos: un maletero y dos bancos para sentarse.
El maletero tiene incorporado una mesa abatible en el frontal y en su interior, bajo un doble fondo, una mesa plegable. Los bancos también se abren y sirven para almacenaje. Dos colchones desplegables harán de cama para el descanso.
Lo justo para un día de frío o lluvia. El resto de necesidades para cualquier viaje son incorporables y extraibles.