Cumbre del clima cabecera

 

COP21: La cumbre de París sobre el cambio climático

Sabemos por encuentros anteriores de este tipo, que los acuerdos conseguidos en estas cumbres son políticos y diplomáticos y, en el mejor de los casos, de buenas intenciones, pero que llevados a la realidad sucumben ante prioridades económicas e intereses particulares de cada uno de los países miembros, que relentizan o imposibilitan su materialización.

En esta ocasión también se pusieron de acuerdo todos los participantes, se firmaron anhelos y deseos pero, por importantes inconcreciones quedó evidente las dudas de sus firmantes para la consecución de los mismos.

Al final, sí que se llevarán a cabo proyectos para la reducción del calentamiento global, pero pocos e insificientes.

Nos toca a la población, una vez más, tomar las riendas de la precaución, evitar o minimizar el desgaste de los recursos naturales y denunciar cada uno de los abusos que incurran en este sentido.

Por lo menos, se ha puesto de manifiesto mediante estos acuerdos, la concienciación y el reconocimiento de la realidad: los recursos del Planeta son limitados y se están agotando, lo estamos maltratando y envenenando, de la necesidad de poner remedio o no habrá posibilidad de salvarlo y por lo tanto, tampoco a la humanidad.

 

Qué nos cuentan los madios sobre esta cumbre histórica:

El Diario.es,  -  El Mundo,  -  El País,  -  Bill McKibben,  -  Samuel Martín-Sosa,  - 

 

Crónicas de El Diario.es - 12 de diciembre de 2015

En el recinto de La Bourget donde se ha celebrado la cumbre, han estado vigilantes las asociaciones ecologistas. Muchas de ellas han podido actuar como observadores. Ecologistas en Acción se marcha de la capital francesa decepcionada. Para la organización "los líderes mundiales han apostado en París por el mismo modelo devorador de recursos que nos ha traído a la situación actual y nos dirige al colapso ambiental. Es un acuerdo que nos condena de momento a un aumento de más de tres grados de temperatura". Una línea que sigue Amigos de la Tierra para quienes un texto de "palabras vacías" ha dejado abierta a puerta a seguir "emitiendo gases de efecto invernadero hasta la segunda mitad del siglo".

Pero no todos han visto el resultado de la COP21 con los mismos ojos. Greenpeace se ha mostrado conciliadora. Su director ejecutivo, Kumi Naidoo, se ha mostrado contento porque "casi 200 naciones se han unido para algo", aunque le ha parecido que "es solo un paso en el camino". Esta asociación recuerda que los compromisos nacionales sobre emisiones remitidos antes de comenzar la cumbre situaban la senda del calentamiento global en los 3ªC, "eso es un problema crítico". En esta visión más cercana a las posturas de la conferencia, el enviado de SEO-Birdlife a Paris, David Howell ha vaticinado que "la comunidad internacional y los mercados están recibiendo desde París un mensaje claro: la cuenta atrás para el final de los combustibles fósiles ha empezado".

Quizá en medio de ambas perspectivas, el director europeo de la federación internacional contra el cambio climático Climate Action Network (CAN), muy activa en la conferencia, Wender Trio ha comentado que "todos los países se han puesto de acuerdo para ir abandonando los combustibes fósiles pero han fallado en promover un progreso para ese objetivo común".  Artículo completo>>

 

La Cumbre del Clima opta por un compromiso débil contra el cambio climático a cambio de sumar apoyos.

La Cumbre del Clima de París (COP21) ha optado por un acuerdo débil. A la hora de escoger la redacción de los aspectos más cruciales, en el último borrador que ha publicado la noche del jueves, los negociadores han elegido la versión de mínimos. El texto remitido por el presidente de la cumbre Laurent Fabius a las delegaciones ha eliminado gran parte de las incógnitas y tiene un articulado sin alternativas en muchos de los puntos claves que se han convertido así en, prácticamente, definitivos. Artículo completo>>

 

                                                                                                                           

El acuerdo de París: ¿éxito o fraude?

Crónica del diario El Mundo por CARLOS FRESNEDA Enviado especial, París. - 13 de diciembre de 2015

 

Pasado el triunfalismo inicial, los científicos han hecho bajar de la nube a los políticos. La mayoría de ellos recalca la enorme brecha entre el objetivo fijado por el Acuerdo de París -«mantener el aumento de las temperaturas por debajo de los 2ºC con respecto a los niveles preindustriales y perseguir los esfuerzos para limitar el aumento a 1,5ºC»- y la falta de una hoja de ruta para la reducción de emisiones de aquí al año 2050.

El rechazo más rotundo al acuerdo alcanzado por 196 países en París ha partido precisamente del pionero en el estudio del cambio climático, James Hansen. «Estamos ante un fraude y una farsa», fue la reacción del ex climatólogo de la NASA y profesor de la Columbia University, el primero en alertar hace tres décadas en el Congreso norteamericano sobre los riesgos del calentamiento global.

«El acuerdo es una excusa que tienen los políticos para poder decir: tenemos una meta de dos grados e intentaremos hacerlo mejor cada cinco años», declaró Hansen a The Guardian. El climatólogo critica el hecho de que no se mencione siquiera por su nombre a «los causantes del problema» y que no se adopten medidas para la urgente descarbonización de la economía: «Mientras los combustibles fósiles sean los más baratos, los vamos a seguir quemando».

«Estamos ante un acuerdo histórico, pero a la meta ambiciosa de la temperatura le faltan los medios ambiciosos para la mitigación», recalcó por su parte Steffen Kallbekken, director del Centro Internacional de Política del Clima y de la Energía. «Para llegar al objetivo de 1,5ºC, hay que rebajar las emisiones del 70% al 95% a mediados de siglo. Sin estos números duros (que llegaron a figurar en algún borrador inicial) el pacto del clima no manda una señal clara».  Artículo completo>>

 

                                                                                                                           

Pero los políticos participantes están contentos con los acuerdos...

La Cumbre de París aprueba un histórico acuerdo 'legalmente vinculante' para frenar el cambio climático.  Miguel G. Corral y Carlos Fresneda. Diario El Mundo. - 12 de diciembre de 2015

La COP21 concluyó en un tono de trascendencia histórica, en contraste con el carpetazo y fiasco de la cumbre de Copenhague hace seis años. Pese a la ambivalencia de los grupos ecologistas, la sensación general fue de éxito ante un texto de 31 páginas y jurídicamente vinculante, que por primera vez reúne el compromiso mundial por "mantener el aumento de las temperaturas por debajo de los 2 grados con respecto a los niveles preindustriales y perseguir los esfuerzos para limitar el aumento a 1,5 grados". Artículo completo>>

 

                                                                                                                           

Histórico acuerdo en la Cumbre de París contra el cambio climático

Por Manuel Planelles para el diario EL País - 12 de diciembre de 2015

 

Con este pacto los representantes de los 195 países reunidos en París no solo admiten que el problema del cambio climático existe, sino que reconocen que el aumento de la temperatura es responsabilidad del hombre. Por eso, establecen medidas para combatirlo. Artículo completo>>

 

                                                                                                                           

Bill McKibben: 'La Cumbre del Clima de París nos da licencia para presionar'

Por Carlos Fresneda para Diario El Mundo - 12 de diciembre de 2015

 

Desde su proverbial altura, Bill McKibben se adelantó al movimiento de la acción climática con 350.org, uno de los grupos más visibles durante la COP21 en París. Su lema -¡"Dejadlo bajo tierra!"- ha trazado en los últimos años el camino de la acción directa contra la industria del carbón y del petróleo. McKibben, autor de El fin de la naturaleza, se dejó ver a los pies del Arco del Triunfo para delimitar las "líneas rojas" del clima y anticipar una movilización sin precedentes para el 2016.  Artículo completo>>

 

                                                                                                                           

Samuel Martín-Sosa Rodríguez responsable de internacional de Ecologistas en Acción escribe la última de sus Crónicas desde París evaluando el texto y lo ocurrido en la cumbre COP21 en “Salmón Contracorriente13 de diciembre de 2015

 

No convoquen la COP22, no confiamos en ustedes

La COP21 ha sido otra COP de la procrastinación. ¿Donde se ha visto el sentimiento de urgencia? Seguimos dando patadas al balón hacia adelante sin tomar decisiones que posponemos para mañana. Y mientras tanto, cada cosa que seguimos haciendo hoy, nos condena a décadas de más cambio climático. Cada infraestructura que construimos, cada avión nuevo que se pone en funcionamiento, cada central térmica que se autoriza, cada permiso de fracking que se concede. La gente ha dicho basta. Miles de personas de la sociedad civil que se han congregado estos días en París, han decidido que es la gente la que va a decidir el futuro. Vamos a apropiarnos de las calles, porque no confiamos en los líderes políticos que se han reunido estos días en Le Bourget. Esta gente debería haber protegido el clima, el planeta, la biodiversidad, la gente, los derechos humanos. En su lugar, ¿a quién han protegido? A las empresas contaminantes, a los 5,3 billones de dólares de dinero público que reciben cada año, a los 55 billones que vale la infraestructura energética del mundo, a los 28 billones de valor nominal de las reservas de combustibles fósiles, al agro-negocio y sus planes de agricultura climáticamente inteligente,....no merecen nuestra confianza.

La gente tenemos que adueñarnos de nuestro futuro. El panorama es desesperante pero, como se leía en una pancarta de la manifestación de ayer de París “La Acción es el antídoto contra la desesperación” Para 2016 la sociedad civil ya ha anunciado nuevas acciones. Nosotros no esperaremos a 2018. Iremos a cerrar las centrales de carbón, como se ha hecho este año en Alemania, a bloquear la perforación de pozos de fracking, a evitar que perforen el Ártico. Cerraremos a los culpables. Tomemos el control.

Samuel Martín-Sosa Rodriguez,   Ecologistas en Acción                     artículo completo >>

 

Otras cumbres y otros fracasos                                                         

 

RIO+20

(2012)

Una vez más los políticos demuestran que sus intereses están por encima de los del Planeta y sus habitantes.

¿Porqué nos dejamos gobernar por una pandilla de ineptos?

El miedo al fracaso precipita un preacuerdo poco ambicioso y sin metas claras | "Creía que los líderes venían a salvar el planeta. Ahora veo que vienen a salvar la cara", resume un ambientalista.

La Vanguardia | 20/06/2012 - 00:06h

La cumbre de Río+20 empieza hoy con una extraña sensación de decepción y derrotismo. Los negociadores de los 193 países representados en Naciones Unidas, empujados por el temor de Brasil a un fiasco como el del 2009 en Copenhague, se apresuraron ayer a suscribir un borrador de declaración que muchos delegados europeos consideraron “poco ambicioso” e incluso “decepcionante”. Connie Hedegaard, comisaría de Acción por el Clima, dejó claro su disgusto. “A nadie le hace feliz. El texto es débil, y todo el mundo lo sabe”. Seguir leyendo>>

 

Muchos acuerdos, pocos logros, Antonio Cerrillo  "La humanidad nunca ha tenido tantos objetivos ambientales. Pero tampoco nunca el deterioro del planeta ha sido tan acusado. Los líderes mundiales han puesto su firma en más de 500 acuerdos en materia de medio ambiente... ...pero la firma de un acuerdo o convenio no significa que se hayan resuelto los problemas ambientales... ... ¿Es que estos acuerdos son vanas promesas para distraer a los ciudadanos? ¿Qué explica tanto desbarajuste ambiental?"  Artículo completo >>

 

El borrador de la declaración no apuesta por una economía verdeAntonio Cerrillo "El documento que se someterá a la discusión de los líderes políticos es un texto lleno de lugares comunes y expresiones vagas, sin que haya objetivos ambientales cuantificados. Las expectativas que había levantado el documento sobre la posibilidad de que pusiera sentar las bases a una economía verde quedan totalmente defraudadas. Ahora falta ver si en el tramo político de la negociación los líderes reabren la discusión sobre El futuro que queremos, nombre que recibe el documento." Seguir leyendo>>

 

Brasil golea 8 a 0 en Río al minuto de juegoAntonio Cerrillo "El pánico que se tiene a un fracaso, ha hecho que hayan decidido lanzar un documento borrador de la declaración final presentado como un acuerdo prácticamente cerrado.

En primer lugar, con el documento consensuado desaparece toda esperanza inmediata de que el planeta cuente en el futuro con un verdadero gobierno ambiental global. Sabemos que los problemas ambientales son, por sus características, transfronterizos y que tienen un alcance planetario... ...Ha sido muy reveladora la posición de la UE, derrotada en este encuentro desigual su escasa influencia, es una prueba también de la debilidad de la UE. En cambio, los países emergentes (Brasil, China, Sudáfrica…) siguen siendo los más 

influyentes." Seguir leyendo>>

 

El fracaso de Rio+20, por WWF 

"El cambio climático nos afecta a todos, por tanto ¿qué nos impide unir fuerzas para reaccionar?" Por el Secretario General de Naciones Unidas Ban Ki-moon05/2014

 

Tambien en 2014 se celebró una Cumbre por el Clima... Cumbre sobre el clima de Setiembre de 2014